facebooktwitteryoutube

El método de enseñanza de trombón de John Coffey (Donald L. Appert) PDF Imprimir E-mail
Domingo, 27 de Noviembre de 2011 00:00

john coffeyJohn Coffey fue trombón bajo de la Orquesta de Cleveland entre 1938 y 1940 y de la Sinfónica de Boston entre 1940 y 1953. También ha sido docente en "New England Conservatory", "Boston Conservatory" y "Boston University". Después de retirarse de la Sinfónica de Boston, continuó enseñando a una cantidad increíble de estudiantes, buscando tiempo entre su tienda de música de enfrente del "New England Conservatory" y su casa en Cape Cod. En el periodo que estudié con él (1973-75), ¡enseñaba aproximadamente a cien alumnos cada semana! Algunos de sus antiguos alumnos son Edwin Anderson, David Bargeron, Charles Connors, Carl Fontana, Hal Janks, Jack Jeffers, Milton Stevens, y Ernie Tack.

La clave del éxito de John Coffey como profesor fue su énfasis en los conceptos básicos, como respiración, ataques, finalización de notas, técnica de vara, legato y fraseo. Su visión de todas estas áreas era innovadora e inspiradora para sus alumnos. Acerca de la respiración, John siempre hacía hincapié en el hecho de que la "relajación" era la clave para economizar el uso del aire. Una "respiración completa" llena el estómago, LUEGO los pulmones, mientras los hombros y la garganta permanecen relajados. La exhalación invierte el proceso, usando el músculo del diafragma primero para exhalar desde el estómago de una manera relajada, y después desde los pulmones si es necesario.

 

John usaba los primeros ejercicios del Arban para expandir el control de la respiración de un estudiante; se ilustra mejor cómo los usaba con los comentarios que él escribió entre los pentagramas de esos ejercicios:

1. "Respira desde el diafragma, entonces llena los pulmones a tope; para hacerlo, primero piensa en coger respiraciones cortas desde las comisuras de tu boca"

2. "Sólo en ésta página, practica cogiendo una respiración cada nota. La lengua debería estar detrás de la fila superior de los dientes y para empezar una nota deja que la lengua baje muy rápido pensando en la sílaba TA y acompáñalo con aire. En el registro grave la lengua está entre las dos filas de dientes, etc."

3. "Siempre piensa en llenar de aire todo el instrumento, no sólamente liberarlo en él, incluso para tocar piano. Como si soplases en un hueco, sin esfuerzo" 

También hacía practicar a sus alumnos escalas mayores respirando después de cada nota, manteniendo siempre un buen sonido. Ésto crea la sensación de tener DEMASIADO aire, incrementando de ese modo la capacidad respiratoria de los alumnos.

John era quizá más famoso por su expresión, " Ataca y sopla, muchacho", pero sus ideas sobre articulación iban bastante más allá. Defendía usar sólo la punta de la lengua, ya que "usar toda la lengua para un ataque es como intentar agitar todo el brazo en vez de sólo un dedo". Sin importar la tesitura, quería que la lengua estuviese siempre en el mismo sitio, permitiendo a la embocadura hacer el ajuste necesario para los diferentes registros". Para un staccato rápido, su clave era: "articula en una columna de aire", lo cual demostraba soplando entre sus labios e interrumpiéndo repetidamente la columna de aire con su dedo, exactamente como si pasase el dedo a través de la corriente de agua que sale de un grifo. 

Además de sus ideas sobre la articulación, también tenía muchas brillantes ideas sobre cómo finalizar una nota. Enseñaba tres maneras de hacerlo:

1) atacando de nuevo

2) respirando

3) parando la columna de aire

Con demasiada frecuencia los estudiantes jóvenes usan la lengua para terminar una nota (TAT), que no sólo produce un sonido feo sino también tensión en la parte posterior de la boca. De igual importancia era la idea de igualar ataques, donde las notas de la misma duración deberían tener el mismo ataque, duración y calidad de sonido.